miércoles, 11 de septiembre de 2013

Elementary - Día 2 [1 Año, 12 Distros]

No olvides leer: Elementary - Día 1 [1 Año, 12 Distros]


Seguimos con el Segundo día de ElementaryOS Luna.

Luego de casi todo el día con eOS, ya de tardecita a mi hermano se le ocurre probar nuevamente el Wifi en Windows, y como ya no podía ser más tan cruel, le comenté que debía probar con el CD de Acer, y allí lo solucionó, le funcionaba bien el Touchpad, las Acciones con la Tecla de Función, y el Wifi.

Feliz él, me pregunta si se le puede instalar el programa Arcview (Actualmente ArcGIS). Nos remitimos a la página oficial, donde me encuentro con que es un Software Propietario, y no Gratuito, salvo un modo Trial de 30 o 60 días, por lo que mi respuesta fue en negativa nuevamente.

Pero me dice que no hay bronca, que su profesor se lo instalará (Que linda enseñanza no?)
Olvidé decir que mi hermano estudia Ingeniería Ambiental, allí el por qué de necesitar ese Software. Volvemos al tema del ArcGIS, esta vez me pregunta si "mi nueva moral" me premite instalarlo en GNU/Linux, le dije que de poder, se puede, pero que no lo haría (ya que aborrezco Wine), aunque sí se me "escaparon" unas indicaciones de como lograr correr el programa en GNU/Linux, con la advertencia de que no iría tan fluido como debería ir en Windows, y que quizá ni siquiera funcione.

Hasta que la felicidad llega como música a mis oidos, con la siguiente frase:
-Y alguno que sea libre o que funcione para GNU/Linux?
Sin dudarlo, el Pato (DDG) ya estaba realizando una búsqueda: Alternativas a ArcGIS.
Y de los primeros que aparecen es gvSIG, la alternativa libre (Oh Yeah!!)
No pude evitar recordar lo que me dijo además: es una lástima que Arcview esté en inglés.
Por lo que se me escapa, en tono sobrador, Ejem (preparando la voz):
-Mirá, además de ser Libre, y Gratuito, está en Español!

Segundos más tarde, la descarga del Binario ya estaba en marcha, pero como la conexión a internet está tan lenta (y eso será hasta el día 15 de este mes) lo dejamos el resto de la noche descargando.

Ese fue el segundo día, sin muchas emociones como todo domingo cuando pasamos en casa, pero con la promesa de que más adelante le instalaría el juego 0 A.D. del cual yo nada sabía hasta ese entonces.