miércoles, 13 de noviembre de 2013

Debian 7 XFCE - Día 2 al 30 [1 Año, 12 Distros]

No olvides leer: Debian 7 XFCE - Día 1 [1 Año, 12 Distros]

Evaluación.
Por razones como falta de tiempo, por el trabajo, los exámenes parciales, además de no coincidir en horario con mi hermano y muchas otras cosas, no pude darle a Debian 7 XFCE el trato que se merece, como probarla más, y escribir acerca de ella, sino que directamente solo la utilizaba para cosas muy puntuales.
Tanta es la falta de tiempo, que debiendo haber sido desinstalada este 6 o 7 de Noviembre, y aún sigue en la Notebook de mi hermano. Eso sí, de mañana no pasa, ya que tiene reemplazante esperando su turno.

Lo que puedo decir es que lo poco que tuve la oportunidad de usarla, se comportó de  maravilla, al comienzo es muy limitante la falta de programas a instalar, debiendo editar el source.list para disfrutar de la verdadera Debian. Cosa que en otro momento no me molestaría para nada. Pero esta vez, como comenté, la falta de tiempo obliga a querer todo a solo un click de distancia, y Debian no es de esas que con una caricia ya te abre las piernas.

La última semana, entre una de mis ideas de instalar Firefox UX (Australis) debo editar el Menú de XFCE para que el programa aparezca en la lista, por lo que recurro a Synaptic para instalar Alacarte, acostumbrado al siguiente, siguiente, siguiente, acepto todo lo que me diga el Synaptic.

La sorpresa me la llevo después, cuando al iniciar el equipo el mismo día, me encuentro con que inicia con una sesión de Gnome Shell, resulta que para instalar me "recomendó" instalar el Gnome Panel entre otras cosas, lo que a su vez, me recomendó instalar todo el resto de Gnome Shell, lo que pasa por no leer.

Pero admito que me gustó, volví a ver al Gnome/Shell con los mismos ojos que la primera vez (en Fedora 16), y sinceramente me gustó, a diferencia de XFCE "puro" que es horrible, Gnome/Shell es menos chocante tal cual viene por defecto, lo único que como siempre me parecen horrorosos son los iconos.




Además, lo que me sorprendió fue que solo consuma alrededor de 160mb al inicio.

En síntesis, Debian es una excelente Distro, pero necesita primeramente un poco de maquillaje para mi gusto (aunque todos sabemos que eso no es lo importante para la distro), necesita tiempo para dejarla a nuestro gusto, aunque eso tampoco es precisamente malo para alguien con experiencia, sino una ventaja, al poder dejar el sistema a su gusto, pero que la falta de tiempo este mes, le vino mal.

No es un eOS o un Ubuntu, por lo que no lo tenemos todo pre-masticado ya, sino que nosotros debemos hacer el trabajo la mayoria de las veces, lo que no la deja en la categoría de Distro para Novatos, eso sí, su estabilidad es Indiscutible, es de las que te sentás a trabajar y ella responde siempre y sin quejarse.

Entonces, si se busca una distro estable, muy estable, e igualmente personalizable, esa sería Debian, la que no te dejará por el camino cuando más la necesites.
Se me olvidaba, otra pequeña cosa que no gustó mucho en especial a mi familia, es que a la hora de ver una película, ésta suena extremadamente despacio (igual con las músicas y demás) mientras que en eOS y Win7 suenan bastante fuerte.